martes, 28 de octubre de 2014

ASESINOS SERIALES: Ángel Maturino Resendez

| | 0 comentarios




En el Top Ten

De acuerdo al investigador Robert Ressler, los rasgos clásicos del asesino en serie en los Estados Unidos habla de un hombre blanco de 20 a 30 años. Regularmente los primeros perfiles realizados en cualquier caso de homicidio serial parten de estas premisas, son pocos los casos en los que las características raciales del sospechoso son de particularidad negra o latina.
Si los homicidas seriales negros son escasos, los latinos lo son mucho más. Al respecto podríamos recordar al satánico Richard Ramírez (The Might Stalker) quien mató a 14 personas en Los Ángeles entre 1954 y 1985; otro caso de homicidas seriales latinos es Ángel Maturino Recendez o Ángel Recendiz Ramírez (el «asesino del ferrocarril») recordado por lo difícil de su detención y lo violento de sus crímenes al matar a varias personas solamente a golpes, sin utilizar ningún tipo de arma.
Maturino representó un verdadero dolor de cabeza para las autoridades federales de los Estrados Unidos. Establecer el récord criminal del homicida fue difícil ya que utilizó 30 nombres y fechas de nacimiento diferentes en sus encuentros con la policía. Su facilidad para desplazarse a lo largo del país vía los ferrocarriles, la incontable cantidad de seudónimos utilizados por él (en alguna ocasión se auto nombró José Koening Mengele, el sobrenombre que utilizó en Paraguay el médico nazi Joseph Mengele). Su camaleónica apariencia y, sobre todo, su excelente dominio del inglés y libertad para cruzar la frontera con México, lo hicieron una presa muy difícil de capturar, incluso para la maquinaria pesada del FBI que puso un precio de 150 mil dólares por su cabeza y a más de 200 agentes buscándolo simultáneamente.
El verdadero nombre del asesino del ferrocarril es Ángel Leoncio Reyes Resendiz, pero nunca usó el apellido del padre sino el nombre de Rafael Resendiz Resendiz, nació el 1 de agosto de 1959 en Izucar de Matamoros, Puebla, a sólo 100 km de la Ciudad de México. Se sabe que radicó y tiene familia en ciudades como El Rodeo (Durango) donde actualmente vive su pareja Julieta Domínguez y su hija; y en Cd. Juárez (Chihuahua) donde vive su madre Doña Virginia Maturino y sus hermanos Luis Jorge y Manuela, también radicó en varios poblados norteamericanos como: Michigan; St. Louis, Missouri; Las Cruces y Albuquerque, Oklahoma; New Orleans, Luisiana; San Antonio y Miami.
Cruzó la frontera con Estados Unidos decenas de veces siendo su primera incursión en territorio norteamericano en 1976, de inmediato comenzó una larguísima carrera criminal que lo llevarían a ser detenido al menos seis veces por delitos como: robo de vehículo, asalto agravado, posesión de armas y falsificación de documentos.
En sus diferentes cruces a territorio estadounidense Resendez Ramírez trabajó en recolección de naranjas en Florida, cosecha de tabaco en Kentucky, lechuga en California y espárragos en Washington.
Nuestro compatriota es acusado de ocho asesinatos en tres estados. Cinco se cometieron en Texas, dos en Illinois y uno en Centucky. Las últimas víctimas relacionadas con Resendez fueron un anciano y su hija, asesinados 15 de junio de 1999; George Mober de 79 años fue encontrado muerto con una bala en la cabeza mientras que su hija Carolyn de 52 años fue golpeada hasta morir.



Según el FBI los homicidios del mexicano iniciaron en agosto de 1997. Las autoridades de Kentucky lo responsabilizan de la muerte de Christopher Maier el 29 de agosto de ese año, su cuerpo fue hallado cerca de unas vías de ferrocarril. La siguiente víctima fue la doctora Claudia Benton, de 39 años de edad, encontrada violada y muerta a golpes el 17 de diciembre de 1998, dentro de su casa en West University Place, Texas, los siguientes homicidios fueron los del reverendo Norman Sirnic y su esposa Karen. La pareja fue localizada muerta a golpes el 2 de mayo de 1999 en la comunidad de Weimar, San Antonio. Es sospechoso de la muerte de Josephine Konvicka, una anciana de 73 años de edad cuyo cuerpo fue encontrado sin vida en el condado Fayyete. La policía sospecha que el mexicano habría dado muerte además el 4 de junio de 1999 a la maestra bilingüe Noemí Domínguez de 26 años de edad en Houston. Las autoridades creen también que es autor de un doble homicidio registrado el 15 de junio siguiente en la comunidad de Gorham, Illinois.
A partir de estos datos podríamos definir a Ángel Resendez Ramírez como un serial killer desorganizado, la muerte a golpes de las victimas manifiesta la carencia de un arma homicida que el asesino portara todo el tiempo. El hecho de que la mayoría de los asesinatos sean en la misma casa de las victimas pudiera evidenciar que el poblano no salía a cazar a sus víctimas sino que era más bien encontrar el lugar y momento indicado para desahogar su violencia. Sería interesante saber si el constante cambio de identidad se debe más a cuestiones de una pobre imagen de sí mismo que una estrategia para desconcertar a las autoridades. De igual forma, según declaraciones de la madre y abogados del acusado se sabe que Ángel Maturino sufre de esquizofrenia y paranoia aparentemente ocasionadas por las severas golpizas (y posible abuso sexual) que le fueron propinadas durante su infancia. Este último punto ratifica una de las teorías del Dr. Jonathan Pincus sobre el origen de los asesinos en serie; Pincus menciona como generalidad el hecho que durante su infancia el criminal es víctima de maltrato, el cual ocasiona severos trastornos neurológicos que en la edad madura impedirán al asesino controlar sus instintos violentos extremos.

Uno de los médicos que analizaron a Maturino destacó que éste reconoció que los homicidios comenzaron poco después de que su pareja tuviera un aborto en 1996. Resendiz comenzó a creer que estaba haciendo la voluntad de Dios matando a pecadores. Indicó que el acusado aseguró haber matado a sus víctimas de Illinois, debido a unas fotografías que le recordaron los ataques estadounidenses en Serbia. En el lugar del crimen, la policía encontró la leyenda: «No más serbios muertos». Por otra parte, se afirma que Julieta Domínguez, pareja del homicida, declaró a la prensa que Ángel dijo pertenecer a grupos que atacaban clínicas abortistas, homosexuales y laboratorios que realizan experimentos genéticos.
Ángel Maturino Recendiz se encuentra preso en Texas esperando la hora de su ejecución, fue condenado a muerte el 22 de mayo del 2000 después de que el jurado deliberara escasas dos horas. El poblano se ha decidido por la inyección letal.


Historia criminal: Antes de iniciarse los homicidios

Agosto de 1976: El Servicio de Inmigración y naturalización de los Estados Unidos detuvo por primera vez a Resendez por cruzar ilegalmente la frontera, fue deportado a México.
11 de septiembre de 1976: La policía de Michigan arrestó por segunda ocasión a Maturino y lo deporta el 2 de octubre siguiente.
6 de septiembre de 1979: Resendez es acusado por robo de vehículo y asalto violento en Miami. Después de 6 años en prisión se le otorga la libertad condicional y es nuevamente enviado de regreso a México.
10 de octubre de 1985: Ramírez recibe una sentencia de 18 meses de cárcel en Oklahoma por falsificar documentos de identidad norteamericana, no cumple la condena en su totalidad y es deportado a México.
1° de junio de 1986: Autoridades de Laredo, Texas, detienen a Maturino por falsear documentos al intentar su ingreso a Estados Unidos, un juez federal en San Antonio le condena a 18 meses de prisión. En octubre de 1987 es desterrado a México.
Enero de 1988: Autoridades de Nueva Orleans lo detienen por fraude y posesión ilegal de arma de fuego, los cargos son anulados por falta de pruebas.
Noviembre de 1988: Ángel es sentenciado en San Luis a 30 meses de encierro por utilizar números falsos de seguridad social, ingresar a territorio norteamericano sin permiso y por posesión ilegal de arma de fuego.
3 de marzo de 1992: La policía de Las Cruces Nuevo México arresta a Resendez por allanamiento de morada, se le sentencia a 18 meses de arresto. Al ser procesado Resendez Ramírez, informó haber nacido el 4 de diciembre de 1960 y dio como residencia un domicilio en Ciudad Juárez.
Junio de 1993: Resendez Ramírez es arrestado en Texas por conducir una camioneta robada, se le sentencia a 29 días de encierro por resistirse al arresto.
29 de agosto de 1997: Christopher Maier y su novia son atacados mientras caminan cerca de las vías del ferrocarril; Maier es asesinado con una roca y su novia es violada y golpeada violentamente. Las autoridades reportan el crimen al Programa de Aprehensión de Criminales Violentos (VICAP) quienes relacionan por primera ocasión a Maturíno con el crimen.



2 de junio de 1999: El Servicio de Inmigración y naturalización de los Estados Unidos detiene a Ramírez cerca de El Paso, Texas, pero sólo lo deportan a nuestro país al no ser identificado como «El Asesino del Ferrocarril». Las autoridades aseguran que su liberación tuvo trágicas consecuencias, pues tres de los homicidios con los que se le relacionan habrían sido cometidos después de ese incidente.
21 de junio de 1999: El FBI coloca a Resendez Ramírez en el Top Ten de los fugitivos más buscados y ofrece una recompensa de 150 mil dólares. Después de colocar a Maturino en la lista de los más buscados del FBI y trasmitir su caso en el programa de televisión «America's Most Wanted», que pide la colaboración del público para localizar criminales. El cerco alrededor de Resendez parecía cerrarse. El mes de julio de 1999 la policía texana y los familiares del asesino del ferrocarril entraron en negociaciones para la entrega del homicida, las pláticas las encabezó la hermana del criminal solicitando que Resendez Ramírez pudiera ser visitado en la cárcel y que recibiera tratamiento psicológico durante su estancia en prisión (punto que no han respetado los texanos).
El martes 13 de julio de 1999, Resendez Ramírez cruzó a pie el puente internacional Zaragoza, acompañado de uno de sus hermanos para entregarse a un agente de la policía de Texas y a un inspector del Servicio de Inmigración y Naturalización.
En un par de cartas enviadas por Ángel Maturino Resendiz al diario San Antonio Express News, denuncia los pésimos tratos y nula atención psicológica de la policía estatal texana, parte de la misiva dice lo siguiente: «La razón que me entregué fue porque el gobierno de Estados Unidos presionó a mi familia (…) a mi hermana Manuela la amenazaron con quitarle los hijos y la casa. Mi hermano Luis Jorge perdió su trabajo dos veces (…) éste fue el tratamiento humano prometido, o sea como siempre nos han tratado los gringos».

Ángel Maturino Resendiz y el caso Ciudad Juárez

Durante la investigación de la Fiscal Especial para el caso Juárez, Zuly Ponce, el «Asesino del Ferrocarril», era investigado por su presunta vinculación con los asesinatos de mujeres en la ciudad. Según Ponce, Maturino podría ser responsable de al menos un crimen, específicamente del cometido el 18 de enero 1999 a la orilla de las vías del tren donde se registraron características similares a los homicidios de los que es acusado Resendez Ramírez. Esta vinculación fue apoyada por el ex investigador del FBI y experto en serial killers, Robert Reesler, quien colaboró con la fiscal.
La versión pareciera lógica, pues en algunos de los libros sobre el caso Juárez se ha mencionado la posible participación de un homicida que estuviera cruzando la frontera, además debemos recordar que Ángel Maturino tiene familia viviendo en Ciudad Juárez y que acostumbraba visitarla. También existe un espacio durante la última etapa de la captura de éste criminal en la que se ignora su posible ubicación, pero se sabe que se encontraba en México, probablemente en Durango o Chihuahua.

Las Víctimas reconocidas de Angel Maturino Resendiz

- 29 Agosto 1997 Lexington Kentuky, Christopher Maier 21 años, atacado cuando caminaba con su novia junto a las vías del tren, ella también fue atacada y violada pero sobrevivió para identificar a Resendiz como el asesino.
4 Octubre 1998 Hughes Spring Texas, Leafie Mason 87 años, es golpeada con objeto contundente de metal en la cabeza. El asesino había entrado por la ventana de su departamento, del cual la puerta principal estaba frente al paso de las vías.

- 17 Diciembre de 1998 Houston Texas, Claudia Benton 39 años, al llegar a su casa es violada apuñalada y golpeada con objeto contundente hasta la muerte. Su hogar estaba cerca de líneas ferroviarias. Mediante las huellas digitales halladas en la Jeep Cherokee de la víctima se identifica a Maturino, quien ya es un conocido ilegal en Estados Unidos. Pero no se le culpa directamente con el crimen de la Dra. Benton.

- 2 Mayo de 1999 Weimar Texas Norman y Karen Sirnic 46 y 47 años respectivamente. Ambos son asesinados ya muy noche en la parroquia de la cual era reverendo Norman Sirnic, ambos por golpe con objeto contundente. Obviamente la iglesia estaba junto a las vías que pasan por el pueblo. Tres semanas después es hallado en San Antonio el Mazda rojo de la pareja y mediante evidencia forense se vincula el incidente al de la Dra. Benton.

- 4 Junio de 1999 Houston Texas, Noemi Dominguez 26 años, maestra de escuela golpeada con un tubo hasta la muerte en su departamento junto a las vías. Siete días después su Honda Civic color blanco es hallado cerca del puente internacional en Del Rio Texas.

- 4 Junio de 1999 Fayette County Texas, Josephine Convicka 73 años, muere por heridas en la cabeza con una herramienta de jardín mientras dormía en su casa que estaba junto a un lote de trenes y las vías. Esta vez el criminal no pudo llevarse el auto debido a que no pudo hallar las llaves.

- 15 Junio de 1999 Gorham Illinois, George Morber de 80 años por disparo en la cabeza y momentos después la hija de este, Carolyn Frederick de 52 por golpes en la cabeza. La casa de ellos estaba a no más de 90 metros de las vías del tren. Al día siguiente un conocido reconoce la pick-up roja de Frederick manejada por un sujeto que coincide con la descripción de Resendiz, esto fue Cairo Illinois.

- Hay un par de crímenes que le son atribuidos del 23 de Marzo de 1997 en Ocala Florida. Jesse Howell de 19 años y Wendy VonHuben de 16 años asesinados a golpes y enterrados a ras de suelo.

- El 12 de Abril del 2006 la policía de San Antonio dio por resuelto el caso de Michael White hombre que murió de un tiro en un lote vacío de San Antonio. Resendiz dio datos precisos sobre este crimen que lo convirtieron en sospechoso del mismo. Este asesinato tuvo lugar en 1991.

- En total se estima que cometió al menos 13 asesinatos, aunque otras cifras barajan como 15 las víctimas.

Condenado y Ejecutado

Maturino Reséndiz, de 46 años y originario de Puebla, fue condenado a recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville por el asesinato en 1985, de la doctora Claudia Benton. Benton, de 39 años, forma parte de un grupo de al menos 13 personas asesinadas en un período de 16 meses que terminó en Junio de 1999 con un doble crimen en Illinois.

La mayoría de los crímenes fueron perpetrados cerca de estaciones de ferrocarril. El 13 de julio de 1999, Reséndiz se entregó a la policía en el puente internacional de El Paso. Un juez de Houston dictaminó que Maturino Reséndiz está en plena capacidad de sus funciones mentales, con lo que rechazó los alegatos de sus abogados, que afirmaban que el condenado está loco y convencido de que resucitará tres días después de la ejecución. Ayer se informó que Reséndiz pidió que su cuerpo sea donado para la investigación médica en caso de ser ejecutado, acto que marcaría el fin de una tregua de cuatro años en las ejecuciones de mexicanos en cárceles de EU. La última tuvo lugar el 14 de agosto de 2002, en Texas, y fue la de Javier Suárez Medina.

Su ejecución estaba programada para el 27 de Junio del 2006 por la muerte de Claudia Benton, tras apelaciones que fueron rechazadas por la Junta de Amnistía y Libertad bajo Palabra del estado de Texas alegando enfermedad mental y tratando de sustituir la pena de muerte por una cadena perpetua, así como un aplazamiento de 180 días que también fue denegado.

Finalmente el mexicano Angel Maturino Reséndiz fue ejecutado con inyección letal en la cámara de la muerte del estado de Texas por uno de los asesinatos a los que fue vinculado. Reséndiz, conocido el "Railroad Killer", se convirtió en el sexto mexicano en ser ejecutado en Estados Unidos desde 1976 cuando la Suprema Corte de Justicia restableció la pena de muerte.

"Dejé que el diablo manejara mi vida", dijo Maturino Reséndiz en lo que fueron sus últimas palabras antes de morir, Al cabo de una respiración profunda, el mexicano dijo con tranquilidad: "perdóname mi Dios. Diosito santo, aquí vengo mi diosito", Por primera vez desde que inicio su proceso legal, Maturino Reséndiz aprovechó sus últimas palabras para dirigirse a sus víctimas y a sus deudos. "Solo quiero saber que existe en su corazón perdón para mí" agregó. La inyección letal le fue aplicada a las 20:05 horas locales (01:05 GMT del miércoles). Siete minutos después fue declarado físicamente muerto. Antes de la ejecución, la Suprema Corte de Estados Unidos en pleno rechazó las cinco apelaciones pendientes que pedían el aplazamiento de la pena capital contra el mexicano. Una fuente de la Corte dijo, sin embargo, a Notimex que dos de los magistrados votaron a favor de la posposición.

leer más...

ASESINOS SERIALES: Joe Ball – El Carnicero de Elmendorf

| | 0 comentarios


Conocido también como “El Carnicero de Elmendorf”, se llevó a su tumba el secreto sobre sus asesinatos. Se cree que pudo alimentar a los caimanes que tenía en su bar como atracción turística con la carne de sus víctimas…

Joe Ball, el hombre de los caimanes

Durante La Prohibición, Joe Ball (arriba, única foto conocida) se dedica a contrabandear licor, cuando el licor se legaliza de nuevo, Joe abre una cantina: la Sociable Inn.

Frank Ball llegó a Elmendorf, un pequeño pueblo al sudeste de San Antonio, Texas, alrededor de 1885. A través de un préstamo del banco local abrió una fábrica para procesar algodón y la llegada del tren, pocos años después, hizo prosperar su negocio volviéndolo rico. Frank se casó con Elizabeth, y acrecentó su fortuna haciendo negocios de bienes raíces, eventualmente abrió una gran tienda en el pueblo.
La familia Ball crió en total ocho hijos, Joseph D. Ball, su segundo hijo, nació el 7 de enero de 1896. La niñez de Joe fue normal, pero era un niño de carácter retraído que disfrutaba más de la pesca y largas excursiones en solitario, que de actividades con otros chicos. Siendo ya un adolescente adquirió pasión por las pistolas y solía pasar largas horas practicando el tiro, se sabe que llegó a ser un tirador muy habilidoso.
En 1917, cuando los Estados Unidos declaran la guerra a Alemenia, Joe se enlista y es enviado al frente poco después. No existen registros sobre su desempeño durante la guerra, pero sobrevive y en 1919 es dado de baja honorablemente y regresa a Elmendorf.
A su regreso trabaja durante algún tiempo con su padre, pero al parecer, los dos años en las trincheras le hacen difícil adaptarse a la vida civil y renuncia. Habiendo aprendido algo de negocios, se da cuenta que La Prohibición ha dado lugar a una gran demanda de licor ilegal por lo que decide dedicarse al contrabando y, a pesar de los riesgos (mismos que parece disfrutar), se dedica a recorrer la región en su Ford modelo A vendiendo whisky.
A mediados de los años 20, Joe contrata a un joven afro-americano llamado Clifton Wheeler para que le ayude en el negocio, siendo un tipo inteligente y más bien taimado, pronto él queda encargado del trabajo sucio. Se ha dicho que Clifton temía a Joe, ya que cuando éste se emborrachaba, se entretenía haciéndolo bailar disparando a sus pies.
Al finalizar La Prohibición, el negocio de Joe se vino abajo, pero, aprovechando sus conocimientos en el negocio del licor, decide abrir una cantina. Así es como, tras comprar un terreno a la orilla de la carretera a las afueras de Elmendorf, construye una taberna con dos habitaciones en la parte de atrás y la bautiza con el nombre de Sociable Inn. El lugar no es más que una habitación grande con mesas y un piano en donde los parroquianos pueden beber y ocasionalmente disfrutar de una pelea de gallos.
Joe siente que debe de contar con alguna atracción que haga llegar más clientes, así que construye, en la parte trasera de la taberna (arriba), un pequeño lago artificial rodeado con una reja de tres metros de altura en donde pone cinco caimanes vivos…

Aún cuando el negocio parece ir bien, Joe siente que debe de contar con alguna atracción que haga llegar más clientes así que construye, en la parte trasera de la taberna, un pequeño lago artificial rodeado con una reja de tres metros de altura en donde pone cinco caimanes vivos, uno grande y cuatro más pequeños. El éxito es inmediato y sus nuevas mascotas atraen a muchos nuevos clientes. Los sábados son especialmente concurridos ya que ese día Joe tiene un “show” especial que consiste en alimentar a los caimanes con algún mapache, perro, gato o cualquier otro animal vivo del que pueda echar mano.
Además de los caimanes, el éxito de la taberna está en que Joe siempre se las arregla para contratar chicas jóvenes y guapas para atender a los parroquianos. Ninguna de las chicas parece quedarse demasiado tiempo pero él siempre lo explica diciendo que son chicas que van de paso buscando la manera de hacer un poco de dinero rápidamente.
En 1934 Joe conoce a Minnie Gotthardt, una chica de 22 años de Seguin a quien apodan “Big Minnie”. A pesar de que ella no agrada a la mayoría de sus clientes, Joe comienza una relación con ella y juntos atienden el Sociable Inn durante los siguientes tres años. Los problemas comienzan cuando Joe se enamora de una de sus meseras más jóvenes, Dolores “Buddy” Goodwin. La cosas se complicaron aun más en 1937 cuando entra a trabajar a la taberna Hazel “Schatzie” Brown, una guapa chica de 22 años que de inmediato comienza a recibir las atenciones de Joe.

En 1937 Joe se casa con Dolores y le confiesa que Minnie Gotthardt (arriba) no huyó del pueblo sino que él la asesinó y la enterró en la arena. Ella no le creyó y el tema no se volvió a tratar…

En el verano de 1937 el problema de Joe se soluciona parcialmente al salir de escena Big Minnie, según explica a amigos y familiares de la mujer, Minnie decide dejar el pueblo tras dar a luz a un bebé de color. Algunos meses más tarde Joe se casa con Dolores, a quién confía que no es verdad que Minnie huyera, según le cuenta, la verdad es que él la llevó a una playa cercana, le disparó en la cabeza y la enterró en la arena. Ella no le cree y el asunto no se vuelve a tratar entre ellos.
En enero de 1938 Dolores se ve envuelta en un accidente automovilístico que casi le cuesta la vida, como resultado le es amputado el brazo izquierdo. Rápidamente comienzan a correr rumores de que la verdad es que uno de los caimanes de Joe le había arrancado el brazo. Independientemente de cuál haya sido la verdad, Dolores desapareció misteriosamente el siguiente abril y no demasiado tiempo después Hazel también.
Quizá las mujeres no fueran muy fieles a Joe ni él a ellas, pero ese no era el caso con sus caimanes. Según se cuenta, cuando un vecino reclamó a Joe por el fuerte olor a carne podrida del alimento de sus mascotas, Joe tomó una escopeta y le sugirió que no se metiera en asuntos que no eran de su competencia a menos que quisiera terminar como alimento él mismo. El vecino decidió cambiarse a otro pueblo.
El negocio de Joe parecía ir viento en popa no obstante la continua desaparición de sus ayudantes, pero a mediados de 1938 la familia de Minnie comenzó a hacer preguntas de nuevo al no poder localizarla a pesar de los esfuerzos de la oficina del Sheriff del condado de Bexar. Como Joe había sido su último amante y patrón conocido, fue interrogado en varias ocasiones, sin embargo, sin evidencias de algún crimen, tuvieron que dejarlo en paz.
Algunos meses más tarde, los familiares de otra chica desaparecida, Julia Turner de 23 años, acudieron a la Policía. Como Julia también había sido empleada de Joe nuevamente la Policía lo interrogó; él les dijo que al parecer la chica había tenido algunos problemas locales y había decidido marcharse del pueblo. Las investigaciones de la Policía concluyeron que ella no había regresado al departamento que compartía con otra chica pues su ropa y efectos personales aún estaban ahí: los investigadores regresaron a la taberna e interrogaron de nuevo a Joe. Esta vez él “recordó” que la chica estaba realmente desesperada y él le había prestado quinientos dólares ya que ella ni siquiera quería regresar a su departamento.

Un vecino informó a la Policía que había visto a Joe cortando trozos de carne humana para sus caimanes.  El alguacil John Gray (arriba) escuchó sobre un barril “con olor a muerto”

Durante los meses siguientes dos chicas más, empleadas de Joe, desaparecieron. Los ayudantes del sheriff interrogaron a Joe durante horas pero no lograron sacarlo de su posición inocente; las chicas habían dejado el pueblo, él no sabía nada más. Al no tener alguna prueba contra él, de nuevo tuvieron que dejarlo ir.
El 23 de septiembre de 1938 la suerte de Joe comenzó a decaer. Un viejo vecino de Joe declaró a la Policía que lo había visto cortando pedazos de carne humana para alimentar a sus caimanes. Mientras la Policía decidía qué acción tomar, un méxico-americano pidió ayuda al alguacil de condado de Bexar, John Gray, sobre un barril “con olor a muerto” que Joe había dejado tras el granero de su hermana. A la mañana siguiente los alguaciles John Gray y John Klevenhagen fueron a investigar pero el barril había desaparecido. De nuevo decidieron visitar a Joe.
Cuando Gray y Klevenhagen llegaron al Sociable Inn informaron a Ball que lo iban a llevar a San Antonio para interrogarlo, Joe accedió y pidió permiso para cerrar apropiadamente el establecimiento, ellos accedieron. Joe tomó una cerveza y la dejó caer, se acercó a la caja registradora y oprimió la tecla “NO SALE” (Sin Venta), cuando el cajón de la registradora se abrió tomó de él un revolver colt calibre 45 y, tras colocárselo contra el pecho, jaló del gatillo ante la impotencia de los agentes. El disparo fue mortal.
Alguaciles de toda la región convergieron en la taberna para la investigación, tras encontrar carne en estado de putrefacción en el lago de los caimanes y un hacha cubierta con sangre y pelo desarrollaron la teoría de que Joe descuartizaba a sus víctimas y alimentaba con ellas a sus mascotas.
Las investigaciones concluyeron que solamente Clifton Wheeler podría haber ayudado a Joe en estas espeluznantes tareas, así que Wheeler fue detenido y llevado a San Antonio para su interrogatorio.

Cuando los alguaciles querían llevárselo para interrogarlo, Joe pidió permiso para cerrar el bar, tomó una cerveza, la soltó, se acercó a la caja registradora, sacó un revolver y se suicidó de un tiro…

Al principio Wheeler negó tener conocimiento alguno de las acciones de Joe, pero tras todo un día de preguntas finalmente aceptó colaborar. Explicó a los agentes que Hazel Brown, una de las chicas de Joe, se había enamorado de otro hombre y estaba planeando irse para comenzar una nueva vida. La noticia y el que ella lo acusara de haber asesinado a Minnie hicieron que Joe perdiera los estribos y la matara. Para poder corroborar el hecho le pidieron que les mostrara en donde estaba enterrado el cuerpo.
Al día siguiente Wheeler los condujo a un sitio apartado, a unas tres millas de pueblo, cerca del río San Antonio. Ahí comenzó a cavar en un sitio en que la tierra estaba medio suelta y poco después descubrieron dos brazos, dos piernas y un torso en avanzado estado de putrefacción, cuando le preguntaron por la cabeza el señaló los restos de una hoguera. Entre las cenizas se encontraron una mandíbula, algunos dientes y pedazos de un cráneo humano.
Wheeler les contó que una noche, tras haber estado bebiendo copiosamente, Joe le había ordenado traer algunas cobijas y una lata de alcohol, después habían recogido del granero de su hermana un barril de 55 galones y en el auto de Joe lo habían llevado hasta el río. Una vez ahí Joe lo había obligado, a punta de pistola, a cavar una fosa y cuando abrieron el barril dentro estaba el cadáver de Hazel. Siempre bajo amenazas, lo había obligado a ayudarlo a desmembrar el cadáver. Una vez enterrado éste, Ball arrojó la cabeza de Hazel a la fogata.
Cuando lo interrogaron sobre Minnie Gotthardt, dijo que Joe la había llevado a Ingleside, cerca de Corpus Cristi, donde después de beber en cantidad, le había pegado un balazo en la cabeza. Joe la mató porque descubrió que estaba embarazada y no quería que esto interfiriera en su relación con Dolores. Ambos la enterraron en la arena.
El 14 de octubre de 1938 fue encontrado el cuerpo de Minnie donde Wheeler había dicho que estaría.
Cuando fue interrogado sobre la desaparición de las otras chicas negó saber algo al respecto. Wheeler se declaró culpable de complicidad bajo amenazas y fue condenado a dos años de prisión.
Entre las cosas que se encontraron el la taberna de Joe estaba un álbum con fotografías de docenas de mujeres, nunca se comprobó que Ball las hubiera conocido realmente, pero según el alguacil J. W. Davis, podría ser la pista de varios otros asesinatos.
En cuanto a Dolores, fue localizada varios meses más tarde en California, a donde había huido para comenzar una nueva vida. También fue encontrada en Phoenix, Arizona, otra de las chicas supuestamente desaparecidas. Los caimanes de Joe terminaron en el zoológico de San Antonio.

Las investigaciones concluyeron que la sangre y pelo encontrados en el hacha tomada de la taberna de Joe no eran humanos, pero muchas de las chicas desaparecidas jamás fueron localizadas. En 1957 Dolores declaró en una entrevista con el periódico San Antonio Light que Joe Ball era un hombre dulce y cariñoso que jamás haría daño a nadie que no le obligara a ello, además dijo que Joe había alimentado a sus caimanes con carne humana… La duda quedará por siempre…
leer más...

LA PRESENTACION DEL BLOG ES:

SIGUEME

Busqueda

Cargando...

Sigueme en:

Google+ Followers

COMPARTIR EN:

DISFRUTA DE MAS IMAGENES EN:

SIGUE ESTE BLOG POR CORREO

PAGINA DE INICIO

Páginas vistas en total

Blogger news

ecoestadistica.com
Con la tecnología de Blogger.

FANTASIA

Loading...

Translate

Seguidores

About Me

Popular Posts

 
 

Diseñado por: Compartidísimo
Con imágenes de: Scrappingmar©

 
Ir Arriba