viernes, 10 de abril de 2015

Adirael

| |

 Uno de los Ángeles caídos, al servicio de Beelzebub.



Nombre: Adirael

Apellido: No tiene

Apodo: Adi, capullo, demonio, rubio, etc

Edad: Aparente unos 25, reales casi 2000 años.

Sexo: Masculino

Raza: Gölgeler (demonio)

Empleo: Asesino

Orientación sexual: La que sea menester (Bisexual) pero siempre siendo el dominante.

Descripción psicológica: Retorcido y cruel hasta la saciedad, cabrón como pocos en el mundo y manipulador, tiene un punto de sadismo pero no es de los que gustan de destrozar físicamente a otros. No tiene un verdadero interés en nada que no sea buscar su propio placer o divertirse a costa de otros. Sarcástico y grosero, si tiene algo que decir lo dice le pese a quien le pese, tampoco tiene demasiados escrúpulos (por no decir casi nulos). Le gusta fingir que tiene sentimientos para confundir a otros, pero hay muy pocas cosas que este hombre pueda sentir de verdad.
Puede parecer arrogante y orgulloso y en parte lo es pero no en extremo. A pesar de tener un carácter horrible no se enfada de verdad casi nunca porque no hay nada lo bastante importante como para cabrearle en serio.
Uno de sus mayores vicios es molestar a otros, tiene un don para saber el punto exacto al que atacar, verbalmente hablando.
También se vuelve extremadamente posesivo cuando considera que algo es suyo.

Descripción física: Es un tipo enorme llegando a medir más de 1,95 casi, de espaldas amplias y musculatura marcada y desarrollada sin pasarse, de piel pálida. Sus habilidades físicas, como es normal al ser un demonio, están muy por encima de la media.
El cabello lo lleva corto de color dorado intenso, al igual que sus ojos que son del mismo color, con la pupila como la de una serpiente aunque suele mostrar la de un humano normal.
En las orejas lleva un par de pendientes, tiene el tatuaje como de una guadaña en el dorso de la mano derecha y en muchas ocasiones lleva los brazos vendados por completo casi, aunque no se sabe muy bien por qué se los venda. Casi siempre se le ve llevando un collar pegado a su cuello, no se sabe si es por gusto o tiene un significado especial. En ocasiones deja ver una cola de demonio de color negro y en esa forma cuando saca sus alas son de murciélago de color negro.

Cuando adopta su forma de demonio se vuelve una especie de esqueleto enorme cubierto con una túnica negra, teniendo alas negras enormes de murciélago con algunas plumas que se van cayendo, la cola de demonio termina en una larga cuchilla aserrada y en el cráneo sale en su frente un ojo en vertical de color dorado. Siempre lleva encima una imponente guadaña cuando tiene esta forma.

Poderes: Materializar cualquier cosa (material o inmaterial, objeto o criatura siempre que no sea humana o humanoide) que necesite, “leer” esto le permite saber casi cualquier cosa que desee sobre alguien con solo mirarle fijamente a los ojos y capacidad de crear unos agujeros espacio temporales con los que desplazarse entre dimensiones, lugares y épocas cuando lo necesita pero este poder le requiere un gran gasto de energía por lo que no suele usarlo.

Debilidades: Estar cerca de seres de luz lo deja muy débil, le afecta más que a otros demonios porque era un ángel caído y ahora es muy débil a ese poder. Que le muerdan es una gran debilidad para él por lo mucho que se excita. A los demonios el romero no les sienta muy bien, a él el olor le marea mucho.

Gustos y disgustos: Torturar al prójimo, de las formas más imaginativas y variadas que se le puedan ocurrir. El sexo como a todo buen demonio, le gusta hacer casi de todo y tiene casi todas las filias que hay, pero están bajo control. La noche y la oscuridad en general.
Como es lógico detesta salir de día (cuando esta soleado) y la luz en general también. No salirse con la suya (las pocas veces que eso ocurre) le molesta muchísimo. La castidad y la abstinencia no le sientan bien.

Historia: Adirael en sus orígenes pertenecía a la segunda orden de los ángeles, encargado principalmente de luchar contra demonios y otros seres oscuros cuando estos quebrantaban la ley de no interferir en el mundo humano.
Era prácticamente todo lo opuesto a lo que es en la actualidad, el cambio se debió a que en una de sus misiones en la tierra Adirael, que por entonces se llamaba Zehel, se enamoró perdidamente de una humana. Cuando esta le confesó que también se había enamorado de él Zehel renunció a su vida como ángel para estar con la humana, convirtiéndose así en un ángel caído.
Las cosas cambiaron radicalmente cuando la humana, manipulada por un ángel que odiaba a Zehel por abandonar su deber como tal, lo apuñaló por la espalda. En sí eso no era mortal para él pero ella siguiendo instrucciones precisas le cortó las dos alas que todavía conservaba, dejándolo tirado en medio de un páramo desértico y al borde de la muerde.
El dolor y la ira que consumieron a Zehel en ese momento atrajeron a un poderoso demonio que al ver al ángel en tal lamentable estado le ofreció un trato, si él le daba sus poderes y evitaba su “muerte” Zehel a cambio tendría que matar a quienes le habían dejado en ese estado y beberse su sangre. Aceptó.

El demonio, Arkham le prestó temporalmente sus poderes para que el ángel caído pudiera cumplir su venganza y Zehel no dudó un segundo en matar al ángel y beberse su sangre, al llegar a la humana vaciló al recordar lo que había sentido por ella pero el poder diabólico del demonio lo hizo consumirse en la ira y sus ansias de venganza y también acabó con la vida de ella tomando su sangre.
Cuando acabó con la última gota de sangre de los muñones sangrantes de sus alas salieron unas nuevas alas, ahora de color negro como la noche y sin plumas, como las de un murciélago. El demonio le dijo que al asesinar algo tan puro como un ángel y beber su sangre, además de la de una humana había cometido un acto tan sacrílego que se había convertido en un demonio. Zehel pensó que se sentiría mal por todo ello pero los nuevos poderes que tenía lo hacían sentirse mucho más liberado que nunca y con sed de más, en ese momento Zehel desapareció y “nació” Adirael.

Arkham se convirtió en algo así como su “padre adoptivo” durante los primeros siglos de su nueva vida para enseñarle el correcto uso de sus poderes y como volverse más poderoso.


En la actualidad Adirael está considerado uno de los demonios libres (que no viven en el infierno recluidos) más poderosos de todos, tras residir en distintos países por todo el mundo llegó a Ceren por consejo de Arkham.

0 comentarios:

Ir arriba

LA PRESENTACION DEL BLOG ES:

Busqueda

Google+ Followers

Escritos misteriosos y extraordinarios

Escritos misteriosos y extraordinarios
La historia y descripción de manuscritos antiguos y misteriosos

COMPARTIR EN:

DISFRUTA DE MAS IMAGENES EN:

SIGUE ESTE BLOG POR CORREO

PAGINA DE INICIO

Páginas vistas en total

Blogger news

ecoestadistica.com
Con la tecnología de Blogger.

Archivo del blogHaz click para ver Archivo

Translate

Seguidores

About Me

Popular Posts

 
 

Diseñado por: Compartidísimo
Con imágenes de: Scrappingmar©

 
Ir Arriba