lunes, 9 de mayo de 2016

BÁRDIDOS

Entre los fornidos hombres del norte que vivían en la zona limitada por el Bosque Negro y las Colinas de Hierro estaban los que, en el último siglo de la Tercera Edad del Sol, eran llamados bárdidos. Con anterioridad habían sido conocidos como hombres de Valle y habían habitado la próspera ciudad que lleva ese nombre, situada bajo la Montaña Solitaria. Pero cuando el dragón Smaug llegó a esa zona, la ciudad fue saqueada y sus habitantes huyeron.
Los hombres del lago de Esgaroth les dieron albergue durante casi dos siglos, intervalo durante el cual entre los exiliados de Valle surgió el heredero del rey, llamado Bardo el Arquero. Éste era un gran guerrero y un hombre torvo aunque muy fuerte. Cuando el dragón de la Montaña Solitaria volvió a atacar, fue Bardo el Arquero el que atravesó el pecho de la bestia con una flecha negra y consiguió liberar a aquella desgraciada tierra del terror que la atenazaba desde que estaba bajo el acoso de Smaug.
De esta forma, Bardo se convirtió en gobernante de su pueblo y, con parte de las riquezas del dragón, reconstruyó Valle y devolvió la prosperidad a su reino. Así, en honor de este héroe, a partir de entonces el pueblo de Valle adoptó orgullosamente su nombre.


No hay comentarios: